COMPLEMENTOS DECORATIVOS

COMPLEMENTOS DECORATIVOS

HAY ALGUNOS RINCONES DE UNA CASA que con la introducción de un simple objeto decorativo se pueden convertir en sitios favoritos y/o en exquisitos puntos focales. Es suficiente con encontrar un objeto único u original y darle un rol protagónico, cuidando que no existan alrededor otros elementos con los que compita. La experiencia visual de estos rincones será siempre gratificante y mostrará el sello personal en la decoración.

Si bien con la originalidad y la fuerza visual de algunos elementos decorativos se busca la atracción de los sentidos, también conviene considerar que dichos elementos tienen que estar en concordancia con el estilo decorativo de una atmósfera específica o de toda la casa. Por ejemplo el estilo contemporáneo que se caracteriza por muebles de líneas puras y una paleta de color limitada, es ideal para introducir objetos llamativos de formas curvas, redondas o circulares y con un gran peso visual. Dichos objetos estarán actuando por contraste frente a las líneas del mobiliario.

Las colecciones tienen la ventaja de ser conjuntos de objetos parecidos, ya sea en tema, color, textura, altura, forma, etc. Al acomodar los elementos que las conforman es importante tomar en cuenta el equilibrio. La colocación puede ser simétrica o asimétrica. La simétrica puede ser monótona, a la asimétrica conviene usarla cuando los objetos son marcadamente distintos en dimensión y peso visual.

Hay objetos especiales que le ofrecen personalidad a los espacios, además de que quien los observe se llevará la impresión de que está visualizando una parte de la vida de su dueño. Para la exhibición de estos objetos existen múltiples trucos. Por ejemplo, un gran jarrón con ramas lucirá más y ampliará su perspectiva si se le ubica frente a un espejo; algunos otros, del estilo de lámparas, descollarán espléndidos por la noche al estar encendidos. Existen múltiples formas de que estos elementos se destaquen, es cuestión de analizar sus características.

Para generar un ambiente cálido y al mismo tiempo perfumar están dos objetos que conviene siempre tomar en cuenta en la decoración: flores y floreros. Se puede jugar con sus formas y coloridos para romper con la monotonía cromática e imprimirle al espacio cierto dinamismo.

Otros complementos decorativos pueden ser; Las Alfombras, Cojines y espejos.

Rudas y Naturales, de fino trenzado y elegantes: existen centenares de modelos de alfombras distintas en el mercado. Como regla general, una alfombra dotará de personalidad a un espacio y servirá para delimitas distintas zonas de una misma estancia. Una original y desenfadada alfombra peluda aportará un toque divertido a una estancia fría decorada con colores neutros. Y una formada por piezas de telas de distintos colores y formas su efecto visual es de desorden, de imprevisibilidad, de espacio dinámico y en constante transformación.

Los Cojines son uno de los elementos decorativos más cálidos. Un puñado de cojines de distintos colores y tamaños resultará siempre acogedores e invitarán al descanso y relajación.

Cuando tenemos una decoración a partir de una paleta de colores neutros, se puede usar el color para los cojines, que son los encargados de introducir un contrapunto cálido a la frialdad de la estancia. Los colores no sólo se diferencian por su color o sus estampados; las telas, los acabados, las formas, su dureza o las texturas también introducen un contrapunto.

Los Espejos, es importante colocarlos en el lugar adecuado si se quiere que ayuden a ampliar visualmente el espacio. En un pasillo poco iluminado su efecto será menor que en un espacio abierto y luminoso. Un espejo puede funcionar exactamente igual que una escultura o un lienzo. En algunos casos, su importancia es incluso mayor que la de esos elementos.

Los detalles Naturales aportan calidez a los espacios interiores. En este caso, un pequeño estanque interior en el que nadan algunos peces sustituye a las peceras convencionales. Por definición, no existen plantas de interior, pero algunas especies de climas cálidos pueden adaptarse al interior de una vivienda ci cuentan con la luz y el calor necesarios para su desarrollo. Es fácil encontrar en el mercado hoy en día macetas de todas las formas, colores y tamaños, con diseños adecuados para todos los estilos decorativos imaginables.